CONSEJOS PRÁCTICOS

Para mejorar el aislamiento de nuestra casa

 

  • Si va a construir o rehabilitar una vivienda,  no escatime en aislamiento para todos los cerramientos exteriores de la misma.

                Ganará en confort y ahorrará dinero en climatización.

 

  • Instale ventanas con doble cristal, o doble ventana  y carpinterías con rotura de puente térmico.

 

  • Procure que los cajetines de sus persianas no tengan rendijas y estén convenientemente aislados.

 

  • Detecte las corrientes de aire. Para ello, por ejemplo, en un día de mucho viento, sujete una vela encendida junto a ventanas, puertas, conductos, o en cualquier otro lugar por donde pueda pasar aire del exterior. Si la llama oscila habrá localizado un punto donde se producen infiltraciones de aire.

 

  • Para tapar las rendijas y disminuir las infiltraciones de aire de puertas y ventanas, puede emplear medios sencillos y baratos como la silicona, la masilla o el burlete.

 

  • Cierre el tiro de la chimenea cuando no la esté usando.

 

Información obtenida de la fuente,  IDAE (Instituto para la diversificación y Ahorro de la energía), Gobierno de España (Ministerio de Industria, Energía y Turismo)